Entrevistas de trabajo

Antes dependíamos casi en su totalidad, para encontrar trabajo, de tener un curriculum vitae impreso de forma correcta. Hoy en día tenemos más opciones para complementarlo. Como portofolios, perfiles online, Instagram, LinkedIn y un larguísimo etc.
Básicamente, todo es: datos biográficos, académicos, laborales y personales que se aportan cuando se opta a un trabajo y en concreto a un entrevista laboral.
Lo que pretendemos es daros claves para poder pasar las entrevistas.

¿Qué hacemos mal?

Debemos entender, antes que nada, que cosas que creíamos lógicas, no lo son tantas. Por ejemplo, el entrevistador no tiene porque haberse leído tu curriculum. Parece contraproducente, pero pasa muchísimo. Normalmente, es a los cinco minutos de la entrevista cuando el entrevistador tendrá una idea de tu curriculum.

Esto quiere decir, que no nos tiene que pillar por sorpresa preguntas como «¿qué experiencia tienes?». Y siempre responder de forma clara, concisa y sin aspavientos. Hay que saber usar el contexto. O la ausencia de este.

Ojo

Hemos investigado cómo son los procesos de entrevista, que suelen hacer los psicólogos de recursos humanos. No somo expertos ni estamos licenciados en psicología, pero creemos que estos consejos os irán que ni pintados.

¿Qué saber antes de una entrevista?

Buscar información

¿De qué es la empresa exactamente? ¿Sucursal? ¿PYME? ¿Franquicia? ¿Conoces a alguien que trabaja para la empresa?
Si es así, preguntale información. Intenta encontrar también si alguien ha abandonado recientemente la empresa y porqué.
Para tener una idea de como se gestionan.

Las chuletas son necesarias

Sí, chuletas. Escribete un guión sencillo, un esquema con ideas esenciales. Al escribirlas te saldrán más fluidas las respuestas.
Nota: este tipo de entrevistas con muy concretas, puedes tener perfectamente claro, unos pocos conceptos para que no te pillen sin idea.

¿Qué tipo preguntas podemos esperar?

No voy a decirte exactamente qué contestar. Tu puedes trabajar en eso. Te voy a dar un par de guías. Una vez que tengas las respuestas que te gustan, leelas en voz alta. Haz esto una y otra vez hasta que las tengas claras y «memorizadas». Refinalas si es necesario.
Recuerda: cuando sea posible, que tus respuestas sean lo más cercana a la descripción del trabajo.

Entrevista tipo de recursos humanos

Introducción

1 ¿Qué me cuentas de ti?

Respuesta corta, con medio y final. No más de un minuto o dos. Mantén la parte principal centrada en tu experiencia y cómo se relaciona con el papel que queremos desempeñar. La gente no quiere escuchar tu vida.

2. ¿Cómo has llegado a tu profesión?

Esta es tu historia. Tu la sabes. Hazla interesante, con gracia pero clara y sin liarte.

3. ¿Vas a dejar tu puesto actual?

Esta entendemos que es si estás trabajando y quieres cambiar de empresa. Mantén la opinión de la empresa en la que estas de forma positiva, honesta y todo lo sincera que puedas.

4. ¿Por qué quieres trabajar en nuestra empresa?

Exactamente igual, sinceridad. Alabando dentro de todo lo puedas a la empresa sin pasarte de peloteo.

5. ¿Dónde te ves en la empresa y por qué?

Esto siempre dependerá del puesto para el que se te este entrevistando. Siempre recomendamos decir que se busca una empresa dónde quedarse y crecer. Suele ser clave, porque las empresas serías buscan a gente comprometida.

¿Trabajos anteriores concretos?

6. Trabajos destacados

Es crucial que tengas una estructura sólida de la que se pueda hablar aquí. Se necesita un comienzo, un medio y un final. Siempre.

Preguntas de carácter

7. Tres virtudes

Esta ahora es muy común y suelen buscar respuestas positivas cómo: paciencia, perseverancia, positivismo, puntualidad, etc. Esta bien ser sincero, pero no pasa nada si le das un poco de énfasis a tus virtudes. Esta es clave para el entrevistador. Les encanta.

8. Tres defectos

Esta es un poco trampa. Porque te «pueden pillar» digas lo que digas. Recurre a la sinceridad de un modo suave y siempre es mejor estar preparado.

9. ¿Cómo llevas las críticas?

«Las críticas son necesarias para mejorar y aprender», además de ser un respuesta genial, es una realidad. Y saber llevarlas nos hará la vida más fácil.

10. ¿Cómo trabajas en equipo?

De nuevo, hay que ser honestos. La colaboración es importante en prácticamente cualquier trabajo. Saber comunicarse con tus compañeros es vital. Aquí se busca saber si sabes ser colaborativo y si das pocos problemas.

11. ¿Por qué debo contratarte?

Esta es de las difíciles. La mejor respuesta suele ser que el trabajo especificado se adapta a tu nivel de experiencia. Y que hay espacio para seguir aprendiendo y crecer.

Tener confianza es bueno, siempre que no haya un exceso de la misma.

12. ¿Dónde te ves en el futuro?

Aquí puedes darte unos segundos. Lo que tienes que tener claro es que tienes que ser claro y sincero. Hablar de como te gustaría crecer en la empresa siempre que haya oportunidad. Positivismo y muchas ganas, son las cualidades que más buscan.

Más consejos

Tómelo con calma desde el primer café del día.
Mascar chicle antes de una entrevista ha demostrado que reduce el estrés. Antes, nunca durante.
Meditar sobre los procesos de la entrevista. No hay duda de que esto te ayuda con la claridad y la relajación de la mente. La meditación no es para todos, pero suele funcionar.
Escuchar atentamente durante la entrevista. Esto es obvio, pero no es tan fácil como parece.
El uso de un bloc de notas. Para esas chuletas de las que hemos hablado al principio y para apuntar posibles datos que te den en la misma entrevista.

Con esto estamos bastante seguros de que podrás con todo. ¡Mucha suerte!